Source: Magnetic Mag

La segunda cita de la marca catalana se saldó con grandes sets de los franceses Apollonia y Terence Terry, además de los sonidos a ritmo de brunch de Rhythm&Soul.

 

Después de un estreno por todo lo alto con el showcase de Hivern Disc, el “Brunch” volvió a adueñarse una vez más de la tarde del domingo en Madrid. El parque Enrique Tierno Galván alojó la segunda cita de una iniciativa que sin duda, está siendo acogida con gran aceptación entre el público de la capital. El inusual clima veraniego a estas alturas del año, fue uno de los ingredientes esenciales para dar elaborar el menú perfecto.

Brunch In The Park
Brunch In The Park

La rotación de público se iba sucediendo según iban avanzando las horas. Familias con niños, castillos hinchables, futbolines, Foodtrucks, Market, Petit Brunch… Un marco idóneo para disfrutar del día en consonancia con los beats electrónicos que fluían por cada metro cuadrado del recinto. No cabe duda de que los chicos de Brunch, han dado con la clave perfecta para acercar la música electrónica a un entorno totalmente distinto.

Fresca Team
Fresca Team

Para esos entonces Rhythm&Soul fueron los elegidos para crear la atmósfera de armonía que continuaría durante toda la tarde-noche. Todo ello refrescado por el ‘Fresca Team’, una pareja pintoresca armada con un fumigador de agua, cuya labor no era otra que la de rebajar la temperatura a quienes habían decido estar presentes desde los inicios.

Quizá echamos en falta un poco de sonido (a los que nos gusta poner a prueba el límite de los tímpanos), pero lógicamente somos conscientes del hándicap que existe a la hora de montar eventos al aire libre en medio de la ciudad.

Terence:Terry
Terence:Terry

Alrededor de las 17h cogió las riendas Terence:Terry para poner un punto de más de intensidad a la fiesta. Mientras la pista se iba poblando poco a poco pudimos distinguir el “Hollywell” de Seb Zito, dejando claro que la esencia del sonido Fuse iba a estar muy presente. Fiel a su estilo, el parisino desarrolló los 120 minutos de set de una manera impecable, convirtiéndose de esa manera en la transición ideal para sus compatriotas.

Apollonia
Apollonia

No hubo ningún corte, Apollonia comenzó su recital casi sin darnos cuenta. Con su habitual set up mitad cjd mitad platos, fueron creando una burbuja de microhouse capaz de hipnotizar durante horas a cualquier ser viviente. Era prácticamente imposible escapar del contoneo vicioso que provocaban cada una de las frecuencias que emanaban de los discos. En medio de la nube distinguimos varios tracks que no suelen faltar en su maleta como el “Un Vrai Portugais”, editado por ellos mismos en su sello.

Antes de que pudiésemos reaccionar la obra había llegado a su fin. Dyed Soundorom, Dan Ghenacia y Shonky habían vuelto a dejar el listón muy alto una vez más.

Un 10 para todos aquellos que han hecho posible Brunch en Madrid.